El Aceite Vegetal es un contaminante y es usualmente desechado por el drenaje o en otros casos reutilizado para la preparación de alimentos, lo cual es dañino para la salud, pues el aceite pierde calidad y su estructura natural, generando compuestos tóxicos.

El residuo de aceite doméstico es en la actualidad una de las principales causas de contaminación de las aguas residuales urbanas, ya que una vez utilizados, se vierten por el desagüe a la red de alcantarillado, produciendo atascos y malos olores en las cañerías, además de dificultar el normal funcionamiento de las plantas de tratamiento de aguas.

En el caso de no haber una total depuración de estos aceites, al devolver al medio ambiente el agua con aceite, éste contaminas las cuencas internas, el mar y los acuíferos interfiriendo con la vida natural y degradando el entorno de nuestra Honduras y demás partes del mundo.

Las buenas prácticas en la industria alimenticia han generado nuevas industrias y es cuando LUBRISER tiene el propósito no solo de recolectar el aceite, sino también de difundir la cultura del reciclaje, cuidando del medio ambiente y el uso apropiado de energías renovables entre los principales generadores de aceite usado.