“Es un combustible biodegradable, libre de azufre y aromáticos, no es tóxico, y no es contaminante. Es producido a partir de aceites vegetales usados y aceites vegetales vírgenes como soja y girasol. Es un complemento o sustituto ideal del diesel del petróleo. Se puede utilizar en automóviles, flotas de autobuses, barcos, locomotoras y maquinarias en general.”

- Lubriser-